El lado oscuro de la fotografía, Fotógrafos de terror

El lado oscuro de la fotografía, Fotógrafos de terror

La fotografía puede ser un arte terrorífico, oscuro e inquietante

Hoy vamos hablar el lado escalofriante de la fotografía,  más sin embargo vamos a explorar  a un mundo mas místico y  lleno de fantasía y ficción. A continuación les voy a mostrar   unos fotógrafos destacados en esta área de la fotografía, El lado oscuro de la fotografía, Fotógrafos de terror.

JOSHUA HOFFINE
Es de los más conocidos entre los fotógrafos de terror. Originario de Kansas, EEUU y consagrado a este género tan oscuro e inexplorado. Por otra parte su trabajo es producto de una escenificación muy elaborada, con disfraces, caracterización y efectos especiales, entre otros recursos. Y aunque sus trabajos son de lo más profesionales, entre los actores y además  su equipo nos puede sorprender alguna cara de sus familiares o amigos. Más sin embargo realizó una serie escalofriante de fotos que indagan en los monstruos y los miedos de la infancia.

Además Hoffine afirma que el miedo es la emoción más primitiva y nunca lo perdemos, se queda en nuestro inconsciente.  Más sin embargo él tiene una forma muy divertida de ver su trabajo: My role as a Horror photographer is to show you what you don’t want to see.

Seth Siro Anton 

En sus fotografías, recrea escenas terroríficas, que según él mismo dice, trata de imitar el estado consciente de un sueño lúcido. Además sus fotografías abren paso a reflexiones de aquello que nos aterroriza, un caos oscuro de ideas difícil de entender. Por otra parte es un fotógrafo especializado en la fotografía de terror. De origen griego, ha realizado exposiciones en diferentes países y cuenta con mucha experiencia en este género.

 

Michal Macku

Ha creado su propia técnica, a la que ha bautizado como Gellage, resultado de la unión entre collage y gelatina. Además consiste en dar una forma nueva a una fotografía a partir de gelatina, un material transparente y sencillo de manipular. Más sin embargo realiza impresiones sobre carbón y combina esta técnica con el gellage. Además  éste fotógrafo checo destina su creatividad a hacer fotografías curiosas, que representan la ansiedad, lo onírico y la muerte

.

Miwa Yanagi

Fary Tales es el trabajo más terrorífico de la fotógrafa japonesa. Por otra parte éste trabajo en blanco y negro cuenta en su mayoría con el protagonismo de un híbrido entre niñas y ancianas. Lo que podría ser una sutil metáfora de la confrontación entre la vida y la muerte. Además las escenas que representan son tristes, lúgubres y singulares, sacadas de los cuentos de los hermanos Grimm. Un trabajo único entre las obras de Miwa Yanagi, en el que se muestra su mirada más oscura y simbólica.

 

Sally Mann

Fue premiada a la mejor fotógrafa estadounidense por el Times.  Su obra no se ciñe al terror, pero también utiliza la fotografía en blanco y negro y el motivo de los niños, para conseguir un ambiente enigmático y oscuro. Su serie Immediate Family creó polémica, ya que en esta colección aparecen sus tres hijas, muchas veces desnudas y transmitiendo ideas como la soledad o la muerte.

 

Philippe Halsman

Sí, el fotógrafo de Letonia, que hizo tantos retratos icónicos comos los de Dalí o Marilyn Monroe, además tiene trabajos inquietantes. Por otra parte en su pasado nos encontramos con que fue encarcelado por la acusación de haber matado a su padre, no obstante  no se demostró su culpabilidad. Pero muy a su pesar, el movimiento antisemita de entre guerras le sobrevino y sin prueba alguna, fue condenado a pasar unos años en prisión. Más sin embargo después se dedicó a vivir de la fotografía, desarrolló un estilo propio en el que congelaba el momento de los saltos, quedando como si estuvieran levitando misteriosamente, lo llamó jumpology. Indagó tanto en la psicología, el surrealismo y la experimentación, que acabó haciendo creaciones un tanto oscuras y muy peculiares.

FACCEBOOK  INSTAGRAM

CONOCE NUESTROS PRODUCTOS AQUI

WhatsApp chat